Detrás de una fotografía siempre hay una historia que contar así lo relata Yuri Cortez, fotógrafo salvadoreño que saltó a la fama después de retratar desde el césped del estadio Luzhnikí al jugador croata Mandzukic y a sus compañeros en el festejo que los llevó a la final de la copa del mundo Rusia 2018.“Ese día todo marchaba con normalidad, revisé mis equipos, al llegar al estadio me asignan la silla número uno que estaba al lado de la selección de Croacia, pero nunca imaginé lo que iba a suceder”. Yuri se robó las portadas de diferentes periódicos del mundo que destacaban este acontecimiento mundialista y como el profesionalismo del salvadoreño prevaleció y nunca dejó de fotografiar a los jugadores.



 Cortez nació en San Salvador y estudió en periodismo en la Universidad de El Salvador. Su inicio en el periodismo fue como reportero de radio y luego empezó a hacer coberturas con agencias internacionales, siendo Lima, Perú en 1992 su primera cobertura en el extranjero. A su trayectoria periodística se suma la participación a 4 copas del mundo desde Alemania 2006 hasta Rusia 2018 la cual cambio su vida convirtiéndose en toda una personalidad dentro de las redes sociales.



 “Mi vida ha cambiado mucho desde Rusia ya que dedico mucho tiempo a las redes sociales, atender consultas, a colegas que quieren conocer de cerca la experiencia y también atender a la gente que me reconoce y me pide una fotografía”Yuri hace énfasis que el éxito en su carrera no se debe al Rusia 2018, sino a la experiencia de más de 30 años compartiendo con el mundo diversos acontecimientos a través de la fotografía. Sin duda alguna, Cortez es un ejemplo de la perseverancia que nos caracteriza a todos los salvadoreños y se comprueba una vez más qué #ElSalvador es #Grandecomosugente. Yuri Cortez es un #OrgulloNacional, sigue sus redes sociales y apóyalo.