Este multidisciplinario artista es diseñador de profesión, pero desde pequeño se inclinó por la música, las artes plásticas, el teatro, el ballet y la fotografía. Ha decidido combinar lo impulsivo del arte con lo sistemático del diseño para administrar su talento. Ese método le ha permitido penetrar el espectro del espectáculo salvadoreño a través de escenografías y vestuario para teatro, danza contemporánea, conceptualización de performances, happening y el cine.

Rivas cuenta con una especialización en diseño de vestuario para espectáculos del Fashion Institute of Tecnology, en Nueva York. Su estancia en la ciudad cosmopolita le permitió nutrirse de herramientas que les abrieron paso a prestigiosos espectáculos internacionales como el Cirque Du Soleil y el Carnaval de Río de Janeiro. En honor a su primera década de trayectoria artística, el Museo de Arte decidió montar, por primera vez, una exposición temporal que rinde homenaje a su carrera como diseñador de espectáculos.

La calidad de su trabajo le hizo merecer un lugar especial en el exigente mundo cultural cubano. Se convirtió en el primer diseñador salvadoreño en trabajar en el famoso salón Tropicana, en La Habana. Los espectáculos del Tropicana gozan de prestigio mundial, su historia alcanza las siete décadas de producciones. Sus puestas en escena incluyen más de doscientos bailarines y más de treinta de cambios de escenario.